Adelante Algeciras plantea la necesidad de una reforma integral de la red de colectores para acabar con los vertidos de fecales

Algeciras sigue vertiendo al mar alrededor del 30% de aguas negras, ya que sólo depura el 70% de las aguas, según ha llegado a reconocer el PP en un Pleno del Ayuntamiento.

Adelante Algeciras, confluencia de Podemos e Izquierda Unida, plantea la reforma integral de la red de colectores de Algeciras como una de sus responsabilidades de Gobierno de cara a las próximas elecciones, ya que, según recuerdan, Algeciras sigue siendo la única ciudad española de más de 100.000 habitantes que vierte sus aguas fecales al mar sin ningún tipo de control.

El candidato a la Alcaldía por Adelante Algeciras, Javi Viso, señala que “los vertidos de fecales y de malos olores en muchas zonas de la ciudad son un problema medioambiental, sanitario y de habitabilidad, que ofrecen una imagen lamentable de la ciudad”.

Por ello, Adelante Algeciras plantea la necesidad de afrontar una reforma integral de la red de saneamiento, ya que aún existen unos 15 puntos de vertidos incontrolados de fecales al mar. En este sentido, recuerdan que existen fondos europeos destinados a este fin, por lo que “el Ayuntamiento de Algeciras debe trabajar de una vez por todas para solucionar con estos fondos este grave problema de la ciudad”.

La mayoría de los puntos de vertidos están provocados por el mal estado de los colectores en toda la ciudad, el mal funcionamiento de las estaciones de bombeo, y un crecimiento urbanístico caótico en las últimas décadas, en el que un tercio de las redes de fecales se conectaron a los colectores de pluviales. La propia ex delegada de Emalgesa, Eva Pajares, llegó a reconocer en un Pleno que sólo se depura en torno al 70% de las aguas de la ciudad.

Entre los puntos que siguen vertiendo fecales y provocando malos olores, destaca el histórico problema de la playa de Los Ladrillos, sobre el que aún persiste el problema de los malos olores, ya que se siguen vertiendo en la zona aguas fecales procedentes del desvío del colector del río de la Miel, que desemboca allí.

Pero este no es el único punto problemático de la ciudad. Otros vertidos son los del colector del río de la Miel (que vierte a la Bahía el 40% de las aguas fecales de Pajarete, Bajadilla, Los Arcos, Piñera, Centro y Villa Vieja), el de la playa de La Concha (con muchos vertidos en los últimos días y que recibe fecales sin depurar procedentes de barrios como San José Artesano, La Granja o El Rinconcillo) o el del río Pícaro (que recibe fecales de Getares y San García).

Otros puntos de vertidos y malos olores se encuentran también en el Llano Amarillo, dos en la dársena de El Saladillo (con aguas fecales procedentes del Cortijo Real, Los Pastores y Ponce de León), El Chinarral (fecales procedentes de San García), La Menacha (que vierte fecales en el río Palmones) o La Granja (en el cauce del arroyo Cachón).

Javi Viso señala que “sólo se ha arreglado un tramo del colector que pasa por la calle Jacinto Benavente, una obra que se llevó a cabo con fines electoralistas, como se demostró en las escuchas de Acuamed, por las que Landaluce se ha visto implicado en la trama de la corrupción. El arreglo del colector de Jacinto Benavente es sólo la última fase de una obra que empezaba en San Bernabé, pero que nunca se realizó. Una obra que no soluciona el problema,”.

“Algeciras sufre este problema desde hace demasiado tiempo. El mal estado de los colectores contamina nuestras playas, daña nuestra salud y provoca olores insoportables que convierten algunas zonas en intransitables en algunas épocas del año”, señala Viso.

 

“El Ayuntamiento siempre ha mirado para otro lado, pero ya es hora de poner sobre la mesa una solución. Algeciras sigue siendo maltratada por sus dirigentes, sin importarle el bienestar de todos los algecireños y algecireñas, pensando que ser político tiene privilegios como si de un señor feudal se tratara, y donde la plebe sólo tiene derecho a pagar sus impuestos, para el uso y disfrute del señor”, ha concluido.