Inmaculada Nieto lleva al Parlamento las carencias de infraestructuras del CEIP Campo de Gibraltar

La parlamentaria de IU y portavoz del grupo parlamentario de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto,  se hace eco de las demandas de la comunidad educativa del CEIP Campo de Gibraltary prepara una batería de iniciativas para instar la actuación de la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía.

 

La portavoz de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, ha registrado una batería de iniciativas parlamentarias con el objeto de interesarse por la situación, cuyas deficiencias han sido objeto de múltiples denuncias por parte de la comunidad educativa de este centro. No es de recibo que un centro educativo presente un deterioro tan importante de sus instalaciones y que además esto ponga en riesgo la integridad física de los niños en él matriculados.

De esta forma la diputada de IU se ha hecho eco de las inquietudes expresadas por las medres y padres de alumnos del centro quienes vienen expresando su indignación por el deterioro de las instalaciones y por la repercusiones negativas que esta situación tiene en el normal desarrollo de la actividad docente del centro.

Nieto considera que la administración educativa debe aprovechar el parón de la actividad lectiva presencial para abordar las obras de rehabilitación de las infraestructuras de un centro al que la falta de inversión está provocando un notable deterioro de sus instalaciones. Patios clausurados desde hace años, socavones de cerca de dos metros de las gradas o viales internos impracticables, son algunas de las cuestiones que resultan inaceptables por cuento ponen en riesgo la integridad física de alumnos y profesores; y que requieren de una actuación urgente por parte de la Junta de Andalucía.

La portavoz parlamentaria ha recordado que no es la primera vez que su grupo se interesa por la situación de este centro educativo algecireño, a la vez que sostiene que no resulta de recibo que la Junta se escude un una batalla competencial con el consistorio algecireño que a la postre retrasa cualquier intervención que permita al centro recuperar las condiciones mínimas exigibles. Ayuntamiento y Junta deben coordinar esfuerzos en sus respectivos ámbitos competenciales para ser capaces de dar una respuesta satisfactoria a las legitimas demandas de la comunidad educativa de este centro docente.