La dirección provincial de IU muestra su satisfacción por el aplazamiento del decreto del Plan de Ajuste Andaluz

Afirma que esta decisión “inspira confianza a todos” y permitirá “un diálogo sincero y realista con todos los agentes sociales sobre la situación que hay”.

La Dirección Provincial de Izquierda Unida ha mostrado su satisfacción por el anuncio de este mediodía del vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, del aplazamiento del decreto para las medidas de ajuste de la Comunidad autónoma y propiciar de esta manera “la negociación con los sindicatos y la búsqueda de consenso sobre el Plan de Ajuste” de cara a buscar “un acuerdo previo al debate parlamentario”. El coordinador provincial de Izquierda Unida en Cádiz, Manuel Cárdenas, ha valorado como “muy importante” este paso porque “es fruto del trabajo intenso de Izquierda Unida en el Gobierno andaluz” y una muestra de que “Izquierda Unida persigue el consenso y que los recortes afecten lo menos posible a la clase trabajadora”.

Cárdenas ha señalado que el aplazamiento del decreto “genera confianza  en todos” porque abre un margen considerable para el intercambio de impresiones y ha asegurado que “Izquierda Unida va a ser sensible a las demandas de los trabajadores públicos, así como a las propuestas de los agentes sociales”. Asimismo, el coordinador provincial indicó que ahora se abre una etapa de “diálogo sincero y realista con todos los agentes sociales sobre la verdadera situación que hay en Andalucía”.

La Dirección Provincial de Izquierda Unida mantendrá reuniones con las asambleas de la provincia y abrirá una ronda de contactos con sindicatos y otras organizaciones que colaboraron con la formación política en la elaboración del acuerdo programático de cara a recibir propuestas sobre el plan de ajuste andaluz. Precisamente en el día de ayer y antes de conocerse este aplazamiento, el coordinador provincial mantuvo un encuentro con representantes del Sindicato Andaluz de Funcionarios en el que recogió las demandas del colectivo y trasladó el compromiso de Izquierda Unida de que el decreto se tramite como proyecto de ley, así como la intención de la formación política de trabajar con el grupo parlamentario de IU para lograr que el plan de ajuste tenga los mínimos efectos sobre las condiciones laborales de los trabajadores públicos. Cárdenas se comprometió asimismo, a presionar para que se agilice la tramitación del concurso de traslados de los empleados públicos, por el que se ven afectados más de 500 trabajadores en toda Andalucía.

Por su parte, el parlamentario andaluz y vicepresidente primero del Parlamento, Ignacio García, se ha mostrado “muy contento” por el aplazamiento del decreto porque “entre otras razones, se demuestra que IU no es sumisa” y porque “se demuestra la gran preocupación de IU por el estado de las cosas en Andalucía”. García afirma que el paso dado por IU deja patente “el intenso trabajo que está haciendo IU y su peso dentro del Gobierno andaluz”, a la vez que ha defendido que el plan de ajuste que finalmente sea aprobado sea “fruto de una negociación colectiva en Andalucía”. El parlamentario ha dejado clara la postura de IU respecto a que el decreto culmine su tramitación como proyecto de ley, “porque de esta manera se amplían las posibilidades de participación de este asunto tan importante para todos los andaluces”.