IU pide explicaciones públicas el alcalde sobre la seguridad en las bibliotecas públicas

Nieto afirma que “la bunquerización” de estos espacios culturales no puede ser la respuesta.

La portavoz municipal de Izquierda Unida en el consistorio algecireño, Inmaculada Nieto, se ha hecho eco de las denuncias que han llegado a su grupo municipal en relación con episodios de inseguridad en las bibliotecas municipales que incluyen el robo del que ha sido objeto una empleada municipal de esta red de espacios culturales.

Según las informaciones llagadas a Izquierda Unida los episodios de inseguridad en las bibliotecas públicas de nuestra ciudad, y de manera más concreta las situadas en las barriadas de la Granja y el Saladillo, han provocado una respuesta singular por parte de los responsables políticos municipales, ya que han decidido su funcionamiento a puerta cerrada y obligando a los usuarios a identificarse para entrar y a tener que reclamar la apertura del recinto para abandonar el mismo.

“Resulta una situación esperpéntica, máxime si se tiene en cuenta que buena parte de los usuarios son menores a los que lejos de disuadir en el uso y disfrute de estos espacios culturales hay que darles el máximo de facilidades y atracción” afirmaba la portavoz de la federación de izquierdas; a la vez que ponía el acento en el riesgo que este método de funcionamiento supone ante una emergencia que requiera la evacuación del inmueble.

Para Inmaculada Nieto estos problemas deben resolverse mediante la adopción de medidas conjuntas entre los responsables de Cultura y de Protección Ciudadana y no dificultando el acceso de los usuarios. “Nos encontramos ante un ejemplo más de la incapacidad de equipo de gobierno para realizar una actuación coordinada de su acción de gobierno”.

Izquierda Unida considera que los equipamientos públicos ubicados en las barriadas deben considerarse espacios que promuevan la convivencia y faciliten la dinamización social de su entorno. Cabe destacar que fruto de esta concepción durante el pasado mandato se acometieron importantes mejoras en la biblioteca del Saladillo que posibilitaron el desarrollo en la misma de actividades culturales como presentaciones de libros, visitas infantiles y celebración de conferencias y actividades por parte de entidades ajenas al Ayuntamiento. “En poco más de año y medio todo esto se ha perdido y ahora tenemos una red semiclandestina de espacios cerrados a cal y canto”.
 
La portavoz de la federación de izquierdas ha exigido públicamente la intervención del alcalde, José Ignacio Landaluce, para que como máximo responsable de la coordinación del funcionamiento de las diferentes áreas del consistorio ponga fin a esta inaceptable situación. “Somos conscientes de las dificultades que entraña coordinar un equipo de gobierno desde la distancia que impone su presencia en Madrid, pero es su responsabilidad como alcalde y como tal le exigimos que la cumpla”.