IU alerta de la existencia de un grupo neonazi activo en la ciudad

(Europa Sur. D. Cervera) Izquierda Unida denunció ayer la existencia en la ciudad de un grupo neonazi que ha cometido agresiones y amedrenta con amenazas. La formación alertó de que se ha mostrado especialmente activo y organizado durante las últimas semanas. Por ello anunció que va a solicitar una reunión urgente de la junta local de seguridad y que también llevará este asunto al Congreso de los Diputados a través de su grupo para conocer si el Gobierno tiene constancia de esta situación. 

El coordinador local de IU, Juan José Rodríguez, y el concejal de esta formación José Luis Alcántara, secretario local del Partido Comunista, explicaron ayer que Izquierda Unida ha decidido dar a conocer estos ataques para evitar que la "escalada" vaya a más y se actúe contra estas personas. 

IU contó que hace dos semanas un grupo de entre 15 y 20 agresores, que lucían cruces gamadas, le dieron una paliza a un chico supuestamente por su condición homosexual a las puertas del pub Valhalla. La víctima y el establecimiento, que registró daños, han presentado denuncia, según detalló la formación. 

Rodríguez y Alcántara añadieron que durante esta semana jóvenes que han participado en las movilizaciones contra la Ley Wert, miembros de Juventudes Comunistas, han sido amenazados verbalmente y a través de las redes sociales. De hecho señalaron que individuos ultraderechistas trataron de reventar la manifestación celebrada el jueves en Algeciras, algunos con bates de béisbol y otras armas. IU contó que media docena fueron identificados por la Policía Nacional y que cuatro de los amenazados tienen previsto presentar el lunes la oportuna denuncia. 

La formación agregó que le han llegado noticias, además, de acciones violentas contra inmigrantes y prostitutas de la zona baja, si bien sobre esto matizó que no tiene confirmación. 

Alcántara y Rodríguez narraron que IU y el PC han sufrido en el pasado ataques a su sede, pero no quisieron hacerlo público para evitar la publicidad a sus autores. Ahora, por el cariz que ha tomado la situación, según manifestaron, sí consideran necesario alertar de lo que ocurre.