Izquierda Unida se ratifica en su denuncia pública sobre la imputación de Luis Ángel Fernández

El juzgado número 4 de Cádiz instruye las diligencias previas nº 1829/13,  en las que el teniente de alcalde algecireño figura como imputado por un presunto delito de prevaricación y tráfico de influencias.

Izquierda Unida ha rechazado las amenazas de querella que les ha lanzado el Partido Popular y pone de manifiesto que los populares están mintiendo cuando niegan la imputación del edil algecireño. “Las imputaciones son como los embarazos, difíciles de esconder por mucho tiempo” sostenía el coordinador local de la federación de izquierdas, Juan José Rodríguez.

Rodríguez manifestaba igualmente que el PP ha respondido a la denuncia pública de IU tirando de su manual de malas prácticas políticas, “cuando salieron los papales de Barcenas los populares respondieron de la misma manera, amenazando con querellas a diestro y siniestro, para después quedarse en nada ante la evidencia de los hechos”.

Izquierda Unida quiere una respuesta política del alcalde que a criterio de esta formación política no puede permanecer callado por más tiempo ante un hecho de tal gravedad, como es la imputación por presuntos delitos de prevaricación y tráfico de influencias de uno de sus más directos colaboradores.

Esta imputación de Fernández tiene su origen al parecer en unas pruebas aportadas en la instrucción del procedimiento seguido por los juzgados de Algeciras en el conocido como caso Algesa y en el que figura como imputado su predecesor como consejero delegado de esta empresa pública, Bernabé Ramírez.

“Landaluce tendrá algo que decir sobre el hecho objetivo de que los dos consejeros delegados de su etapa como presidente del consejo de administración de Algesa se encuentren imputados en sendos procedimientos judiciales. Debe dar explicaciones y cuanto más tarde en hacerlo más responsable político será de lo que pueda ocurrir en el futuro”, sentenciaba el coordinador local de IU.

IU reitera al alcalde su petición de explicaciones sobre la posible relación que estos procedimientos judiciales abiertos pudieran tener con el cambio de posición del gobierno municipal de PP en relación con los dos directivos despedidos y ahora readmitidos.