IU aplaude el cambio de actitud del alcalde con la zona de ocio infantil de Pescadores

Alcántara recuerda la oposición vecinal a su desmantelamiento avalada por centenares de firmas, a la vez que reitera su petición para que se reinstale la zona de ocio infantil de parque feria.

 

El concejal de Izquierda Unida en el Consistorio algecireño, José Luis Alcántara, ha manifestado la satisfacción de su grupo municipal por el cambio de posición registrado por el equipo de gobierno en relación a la zona de ocio infantil desmantelada en las últimas semanas en la barriada de Pescadores

 

Alcántara recuerda que han sido muchas la quejas vecinales registradas por este asunto, incluida la recogida de firma entre los usuarios y vecinos que fueron registradas en el ayuntamiento por este grupo municipal, o la interpelación de la que fue objeto el alcalde en el último pleno por parte de Izquierda Unida.

 

“Nos congratulamos de que el alcalde se haya dado cuenta de lo obvio, y es que resulta insostenible que se desmonte la única zona de ocio para los menores existentes en esa barriada vecinal” afirmaba el concejal de Izquierda Unida, a la vez que anunciaba que su organización permanecerá vigilante para que Landaluce cumpla el compromiso público contraído y ponga en funcionamiento un lugar de esparcimiento en esa misma ubicación y no un aparcamiento como anunciaron algunos miembros de su equipo de gobierno”.

 

De igual manera, el concejal de la federación de izquierdas ha vuelto a poner de manifiesto la indignación de su grupo municipal por el inasumible retraso de los responsables municipales en la puesta en funcionamiento del parque infantil ubicado en el recinto ferial y que casi dos meses después de la finalización de la feria aún no se encuentra operativo. “Con la premura que tuvieron para su desmantelamiento meses antes de la feria y la falta de agilidad que están demostrando ahora para reinstalarlo”.

 

“La falta de sensibilidad de este equipo de gobierno con las zonas de equipamiento público y los parques infantiles rozan lo esperpéntico y están influyendo de manera muy negativa en la calidad de vida de la ciudadanía algecireña, alegando discursos economicistas que contrastan con la realidad de las cuentas municipales", concluía José Luis Alcántara.