Izquierda Unida reclama mejoras para la Escuela Municipal de Música, Danza y Teatro José María Sánchez Verdú

La Portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, Inmaculada Nieto, ha lamentado el deterioro progresivo de las instalaciones de la Escuela Municipal de Música, Danza y Teatro, y la falta de un adecuado mantenimiento de las mismas, a pesar de albergar un buen catálogo de actividades de las que participan un número importante de personas de todas las edades. 

La Escuela acumula diversos problemas a los que el gobierno local presta muy escasa atención: “No son nuevos los problemas del equipamiento para la música, falta un trozo importante del suelo del aula de danza y el mantenimiento general no es acorde al volumen de personas que a diario usan este edificio público. Además de su nefasta gestión, descaradamente privatizada por la vía de los hechos, el PP se desentiende de sus obligaciones para con la Escuela”.

Los desperfectos en la referida tarima del aula de Danza ya han ocasionado caídas de alumnas mayores y pequeñas, sin que el Ayuntamiento haya emprendido ninguna reparación: “No cabe esperar más para que el PP atienda las quejas crecientes del alumnado, a las que el Ayuntamiento debe prestar el servicio en condiciones adecuadas de seguridad y con los materiales imprescindibles para que las actividades se desarrollen con normalidad y sin problemas”.

Como se recordará la Escuela Sánchez Verdú se inauguró en el pasado mandato, en el que el volumen de alumnado al que por parte del Ayuntamiento se impartían clases de danza, teatro y música se triplicó, rebajándose el precio de las actividades musicales en más de un 50%. Hasta entonces esta oferta había carecido de un edificio propio, en el que además se alojó a la Banda Sinfónica de Algeciras Amando Herrero: “Izquierda Unida hizo un esfuerzo importante por dignificar este servicio público y alojar en una misma sede a todas las personas usuarias y al profesorado. Fue un honor contar con Sánchez Verdú en la apertura y el edificio fue parte de esa herencia real recibida por Landaluce pero de la que nunca habla. En definitiva, Algeciras no merece tanto cacareo sobre nuestra capitalidad al tiempo que se descuida nuestra red de equipamiento público, una de las señas distintivas de las grandes ciudades hoy día”.

Nieto ha declarado que situaciones como la descrita ponen en evidencia las erróneas prioridades del gobierno local y que quedaron en evidencia en el debate presupuestario: “Mientras se multiplican por 10 los gastos de la publicidad institucional o se inventan nuevas fiestas con costes disparatados, se recorta en vivienda y se abandona totalmente el cuidado de nuestras barriadas y nuestros servicios públicos”.