Empleo, servicios públicos y derechos sociales ejes centrales del programa de gobierno de Izquierda Unida para transformar Andalucía

Inmaculada Nieto: “El Campo de Gibraltar puede pasar de ser una víctima de este sistema injusto a un motor económico andaluz de primer orden”

La cabeza de lista de Izquierda Unida al Parlamento Andaluz por Cádiz, Inmaculada Nieto, ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha desarrollado los ejes fundamentales que su formación política considera imprescindibles para “mejorar las condiciones de vida y trabajo de la ciudadanía” y que son la creación de empleo, la defensa de los servicios públicos y la garantía efectiva de los derechos sociales.

Nieto ha explicado que el Campo de Gibraltar padece con especial crudeza el drama del paro y la exclusión social que atraviesa toda la provincia y el conjunto de Andalucía, por lo que considera imprescindible las medidas contenidas en el programa de gobierno de Izquierda Unida para superar el actual estado de cosas.

En materia de empleo la candidata ha puesto el acento en la industrialización y el arropo al tejido auxiliar dependiente de la actividad productiva de las grandes empresas ya instaladas en la comarca, en la nueva ley Integral de Agricultura y Soberanía Alimentaria para poner en valor terrenos públicos que como Majarambú o la Almoraima  o en la ruptura de la estacionalidad turística que compromete la estabilidad del empleo en municipios turísticos como Tarifa. Mención especial ha merecido la consolidación de la cadena logística, para la que Nieto reclama “mantenimiento y refuerzo tanto de la exigencia autonómica al Estado de acometer la electrificación de la Algeciras-Bobadilla como de las inversiones competencia de la Junta para finalizar todos los nodos logísticos como el ubicado en el Campo de Gibraltar”.

La asfixia crediticia de los autónomos y pymes está colocando a muchos de ellos “en el umbral de la viabilidad, a pesar de ser quienes generan el empleo más estable, de mayor calidad y más ligado al territorio”. Por ello Nieto ha recordado que la banca pública es imprescindible para garantizar el mantenimiento de este sector económico y su fortalecimiento futuro: “Sin acceso al crédito en condiciones asumibles por las empresas pequeñas y medianas, nuestra comarca seguirá viviendo el expolio de la riqueza que genera, víctima de la deslocalización y condenada a la precariedad laboral”

La mejora de la calidad de los servicios públicos y el blindaje de su titularidad frente a las “presiones privatizadoras” es otro punto fuerte del programa de Izquierda Unida. En este sentido Nieto reclama la finalización de las obras del hospital de la Línea, con consignación presupuestaria ya aprobada, y la disminución drástica de la precariedad de los profesionales sanitarios: “Se ha implementado sin planificación alguna la conversión al 100% de los contratos que se encontraban al 75%, por lo que una medida positiva introducida en los presupuestos de este año por Izquierda Unida con el objetivo de restituir las condiciones laborales y salariales del personal para disminuir listas de espera y mejorar la atención sanitaria a la población, se ha convertido en un problema añadido a la precariedad ya existente, que en nuestra Área de Gestión Sanitaria es sangrante por ser la de mayor eventualidad de toda Andalucía”.

Nieto ha vinculado a la Renta Básica, a la Ley de Suministros Vitales y a la política de vivienda desde su consideración irrenunciable de derecho humano, la garantía efectiva de los derechos sociales: “la situación de emergencia y exclusión que viven miles de familias requiere medidas urgentes que se quedaron en la cuneta por la convocatoria anticipada de elecciones y que deben adoptarse cuanto antes”. La candidata ha manifestado que la participación de la red de solidaridad y el entramado de colectivos sociales que viene trabajando para ayudar a las personas vulnerables es imprescindible en la elaboración de la ley Integral de Servicios Sociales: “Para velar por que las ayudas públicas lleguen a quienes las necesitan, para eliminar la burocratización de estas ayudas que dificulta la labor de los colectivos y para erradicar la creciente mercantilización de la atención social, tal y como nos trasladaron los colectivos comarcales en el encuentro que celebramos con José Chamizo, Antonio Maíllo y Alberto Garzón hace pocos días”.