IU solicita que se amplíen los servicios de playas hasta mediados de mes

Alcántara considera que el cierre a partir de hoy de la mayoría de módulos debería posponerse para provechar la máximo el potencial de nuestra playas. 

Tras el cierre de todos los módulos de servicios ubicados en nuestras playas, a excepción de los centrales, producido en el día de hoy ha llevado al grupo municipal de Izquierda Unida a demandar del equipo de gobierno la ampliación del funcionamiento de estos hasta mediados del presente mes de septiembre. 

“Las inclemencias meteorológicas, incluido el fuerte viento de levante, han provocado que una parte importante de este verano nuestras playas no hayan podido contar con el volumen de visitas que normalmente tiene, lo que ha afectado negativamente a los pequeños empresarios cuyos negocios se centran en el atractivo turísticos de nuestras playas; y es por ello que desde Izquierda Unida consideramos oportuno el mantenimiento de los servicios durante una parte del mes, ampliando la temporada de playas”, sostenía el concejal de IU, José Luis Alcántara. 

Desde la federación de izquierdas han lamentado la diligencia con la que el gobierno de José Ignacio Landaluce ha procedido al cierre de los módulos, y como esta celeridad contrasta con el retraso que se ha producido está temporada, al igual que en años anteriores, en la plena operatividad de todos los servicios adscritos a nuestras playas que no se produjo hasta bien entrada la temporada oficial. 

“Es obligación del consistorio aprovechar al máximo el potencial de nuestra playas en lo que a elemento de generación de empleo y riqueza se refiere y, como no al disfrute del ocio de nuestra ciudadanía, por lo que desde Izquierda Unida entendemos que un par de semanas más de funcionamiento para estos servicios estaría plenamente justificados”, manifestaba el concejal de la federación de izquierdas. 

En otro orden de cosas, el concejal de IU ha reiterado el  llamamiento de su formación política al equipo de gobierno para que se implique de manera decidida en el proceso de negociación del convenio del personal de playas, con el objetivo de propiciar un acuerdo que ponga fin a un conflicto laboral que ha estado muy presente durante el mes de agosto y que de no cerrarse bien será una “espada de Damocles” sobre el servicio para futuras campañas.