Izquierda Unida lamenta las consecuencias del oscuro legado urbanístico de los gobiernos pasados del PP

Desde IU se denuncia que el PP y la empresa privada llevan varios años negociando distintas opciones sin que se haya informado a la oposición a pesar de las preguntas de los distintos grupos en la Comisión de Urbanismo.

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Algeciras, Jose Luis Alcántara, ha mostrado su indignación por lo que supone de nuevo un agravio para los intereses de la ciudad, los acuerdos urbanísticos que se van a llevar a cabo en la parcela situada frente al Centro Documental, en pleno centro de Algeciras.

Alcántara ha manifestado que la solución final avanzada por el equipo de gobierno del PP sobre la distribución de espacios en la parcela situada delante de los edificios del Campus Tecnológico y el Centro Documental “José Luis Cano”, resulta a todas luces lesiva para el interés general. “Aunque resulte especialmente llamativa por encontrarse en una zona céntrica de la ciudad, no es el único caso en el que Algeciras paga caras las consecuencias del urbanismo especulativo diseñado y aprobado en la década de cogobierno de populares y andalucistas”.

El concejal de la formación de izquierdas no ha querido dejar pasar la ocasión para recordar que el Plan General de Ordenación Urbana vigente en la ciudad prima con descaro la titularidad privada de los suelos, reservando a los mismos las mejores ubicaciones, las zonas más accesibles y de orografía menos complicada a la hora de construir. Si hacemos memoria, los desmanes cometidos en San Bernabé llevaron al Ayuntamiento a quedarse con los peores suelos. De hecho, la solución adoptada por el Consejo Consultivo de ampliar los equipamientos para dar servicios a las tres mil familias de más que viven en aquella zona puso el foco en este problema: las parcelas públicas son pequeñas, inconexas, de peor acceso y muy accidentadas.

“Este desarrollo urbanístico es consecuencia de la ideología del Partido Popular, y lo que vamos a soportar en la parcela de Capitán Ontañón, es otro ejemplo más. Todos los portavoces que asistimos a la reunión informal donde se nos expuso el proyecto, nos quedamos de piedra, cuando el propio Delegado explicó que una plaza que ocupase toda la extensión de la parcela, de todas formas no iba a tener mucha utilidad, por el coste que iba a suponer al Ayuntamiento construirla y por los pocos usos que se le podía dar. Cuando un responsable político vocaliza que los espacios públicos para el uso ciudadano, tienen poca utilidad, deja claro lo que piensa”, aseveró el portavoz de IU.

Alcántara ha puesto otro ejemplo de desfachatez urbanística en la zona de la avenida Capitán Ontañón, producto del desarrollo de los acuerdos de SOMIXUR que impulsó el PP y PA junto a una constructora privada. Hay que recordar que la Plaza Mayor iba a ser pública, y está circundada de edificios y cerrada. Sin olvidar que otro punto del eje de revalorización de los suelos de esa zona fue la fraudulenta venta de El Corte Inglés, otro pelotazo en el que se vendió el suelo a ras y con precio de equipamiento deportivo y luego se recalificó a terciario y se autorizó la construcción del centro comercial con cuatro plantas subterráneas. “Cabe recordar que de resultas de esa construcción y de cavar semejante boquete se resintieron los edificios de la Barriada del Arroz y algún listo decidió demoler y reconstruir para hacer más viviendas y dar otro pelotazo”.

Y a toda esta suma de despropósitos urbanísticos, el PP le puso la guinda con la demolición de la difunta Escalinata para construir un parking ilegal y que nos está dando y nos va a dar muchos dolores de cabeza.

Por último, desde Izquierda Unida no se quiere dejar pasar la ocasión para recordar que con la edificación de viviendas privadas en la parcela en cuestión no sólo perdemos “las vistas”, sino que perdemos la única posibilidad que teníamos sobre la mesa de hacer de aquella manzana un polo educativo y cultural en el que resarcir a la ciudad de su déficit en ese sentido y del abandonado proyecto del Campus Tecnológico. “No puede quejarse de las consecuencias quien las provocó con sus decisiones. El PP es el partido que más daño le ha hecho a Algeciras en materia urbanística”.