Izquierda Unida presenta alegaciones a las ordenanzas fiscales del próximo año 2018 en defensa del pequeño comercio

Alcántara denuncia un doble rasero del PP, donde algunos sectores pagarán más por la tasa de basura, estando en la misma situación económica debido a los efectos de la crisis.

El Grupo Municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento de Algeciras, ha procedido a registrar las alegaciones a las Ordenanza fiscales para el próximo ejercicio 2018  publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia el pasado 11 de octubre.

El concejal y portavoz de IULV-CA, José Luis Alcántara, ha comunicado que su formación política ha presentado tres alegaciones, para trasladar la “discriminación positiva” que el gobierno local aplicó al sector de la hostelería, eximiéndolo de la subida del 1,5% de la tasa de basura; a otros pequeños comercios; basándonos en los argumentos empleados en su día para justificar esta excepción, y que desde Izquierda Unida entendemos que se puede trasladar a otros sectores comerciales de Algeciras.

 

Entrando más de lleno en estas alegaciones, Alcántara denuncia que en la tasa sobre recogida domiciliaria de basuras o residuos sólidos urbanos, se produce una subida lineal en las tarifas industriales de un 1,5%, pero se exceptúa de este aumento a aquellas actividades económicas incluidas en el grupo 67 del IAE, concretamente las que engloba a la hostelería (bares, restaurantes, cafeterías, etc…).

Sin embargo, existen otros sectores comerciales que también han sufrido de lleno la crisis económica de forma intensa y que además también sufren la presión que las grandes superficies comerciales ejercen sobre estos pequeños negocios y que el Partido Popular ha decidido subirles un 1.5%, poniendo de manifiesto una discriminación positiva entre los hosteleros que si se verán beneficiados en contra del comercio tradicional (alimentación, librerías, jugueterías, venta de muebles, etc…) que si tendrán que pagar esta nueva subida de impuestos por parte del gobierno municipal del PP.

 

Por último, José Luis Alcántara ha explicado el sentido del tercer punto de las alegaciones, aseverando que al no existir la posibilidad de diferenciar entre los comercios tradicionales de la cuidad respecto a las grandes cadenas comerciales, desde IU se propone que no se aplique a los establecimientos situados en zonas menos comerciales de la ciudad, la subida del 1.5% y que por tanto, queden también exentos de este aumento impositivo.