IU lleva al Parlamento los problemas de dos centros educativos de Algeciras

Nieto se hace eco de la demandas de las comunidades educativa del IES El Getares y del CEIP Tartessos 

La parlamentaria andaluza de Izquierda Unida, Inmaculada Nieto, ha presentado una batería de iniciativas dirigidas a la consejería de Educación con el objeto de interesarse por las demandas de las comunidades de los centros educativos algecireños que en los últimos días han venido denunciando sus carencias. 

Respeto al CEIP Tartessos la parlamentaria ha interpelado a los responsables educativos del Gobierno de Andalucía sobre el deterioro de las instalaciones del mismo y que han sido denunciadas desde el AMPA; entre las que se destacan la existencia de humedades, el riesgo de caída de muretes, el estado de lo baños o el deterioro de los techos, entre otras deficiencias. 

“Queremos conocer que valoración hace la Junta sobre el estado de este centro educativo y que actuaciones tiene previsto acometer para garantizar unas instalaciones dignas para las tareas educativas que se imparten en el mismo” sostenía Nieto. Quien a su vez anunciaba que el grupo municipal de IU en el consistorio algecireño va a hacer lo propio respecto a las obligaciones de mantenimiento que recaen en la administración local. 

En otro orden de cosas, Inmaculada Nieto ha registrado iniciativas dirigidas a   la consejería de Educación en relación con las denuncias efectuadas por la comunidad educativa del IES El Getares. Y que, como se recordará, tienen que ver con la  falta de profesorado y problemas de climatización en el centro. 

Nieto ha recogido las demandas de alumnos y profesores del centro en las que reclaman medidas para que las clases dejen de estar masificadas, que las bajas de profesorado se cubran en los plazos legalmente establecidos y se solucione sus problemas de climatización. “Resulta inaceptable el caso de este instituto que en la mayoría de los cursos de Bachillerato tiene ratios por encima de los 35 alumnos, Superando el límite legal regulado”. 

“El gobierno de Andalucía no puede seguir pintando en términos triunfalistas una gestión propia que no se corresponde con la realidad que padecen el alumnado y el profesado de muchos centros educativos de nuestra comunidad autónoma, y estos casos resultan paradigmáticos”, concluía la diputada de Izquierda Unida.