IU tacha de desvergüenza política la foto rastrera de Pablo Casado con inmigrantes en Algeciras

Este señor demuestra con si actitud que no puede ser líder de un partido político. La extrema derecha está encantada con él y ha cogido un camino muy peligroso que recuerda negros episodios de la humanidad 

El Consejo Local de IULV-CA, ha denunciado el cinismo y la poca vergüenza política del presidente del PP, Pablo Casado, tras su visita ayer a Algeciras donde se fotografió estrechando la mano a inmigrantes que acababan de llegar al puerto de Algeciras tras ser atendidos por los distintos servicios de emergencias y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. 

El Coordinador local de la formación, Jose Luis Alcántara, ha calificado de miserable la actitud de Casado, que tras pregonar que no hay papeles para todos, hoy dice que él también es persona y siente mucho lo que está ocurriendo en nuestras fronteras “No se puede ser más cínico, tras hablar de buenismo y demagogia por parte de la autoridades españolas al atender al Aquiarus, ahora viene a hacerse una foto y mostrar un perfil amable” 

Alcántara ha aseverado que las palabras de Casado además de ser miserables mentiras son muy peligrosas, ya que es una forma de prender la llama del odio y de la xenofobia en unos momentos en los que se requiere pedagogía y sobretodo solidaridad, por lo que mensajes falsos como los del líder popular, no sólo no ayudan sino que además, agravan y tensan a la sociedad. De hecho, en Italia discursos similares ya han provocado agresiones contra varios inmigrantes e incluso uno ha fallecido apaleado. 

“Correr bulos por Internet es tremendamente fácil y muy peligroso teniendo en cuenta que tipos de mensajes se están enviando y que con qué intención, por lo que un dirigente político de máximo nivel, no puede ser participe de semejantes tropelías”, manifestaba Alcántara. 

Por último, el Coordinador de la formación de izquierdas, ha manifestado que la situación que se está viviendo en el Estrecho es dramática y que la única solución pasa por remediar los conflictos y la explotación de recursos en los países de origen de estas personas, que vienen a Europa a buscar una vida digna en aquellos países que se benefician a costa de esquilmar los recursos de su tierra de origen.