Izquierda Unida exige responsabilidades políticas y técnicas sobre el caso Escalinata